Centro Civico y Social



Desde el 1 de julio de 1994 el municipio de Novetlè dispone de un local destinado a centro cívico y social en la calle Pío XII, donde los habitantes de Novetlè pueden reunirse y realizar todo tipo de actividades sociales y culturales.

El edificio consta de 3 plantas.

En la planta baja se encuentra el salón de actos, con capacidad para unas 250 personas. La sala dispone de escenario, cabina de proyección y estancias complementarias, permitiendo la realización de representaciones teatrales, sesiones de cine, conciertos, conferencias y todo tipo de actividades que requieran un espacio de cierta amplitud. En general, esta sala puede utilizarse para todas las actividades relacionadas con los medios audiovisuales.

La primera planta dispone de dos salas multiusos, en una de las cuales se reúnen las distintas asociaciones del municipio. Está dotada de armarios/taquilla para cada una de ellas. En esta planta hay aseos así como en la planta baja.

La Segunda planta está dividida en tres estancias, que se comunican entre sí. Esta planta se utiliza, especialmente, para exposiciones de todo tipo, ocupando una de las estancias diversos utensilios donados por los vecinos para el futuro museo etnológico de Novetlè.

La remodelación de este edificio comenzó en 1989, una vez que el Ayuntamiento lo compró a su anterior propietario, la Iglesia.

La historia del Centro Cívico y Social se remonta a la donación del solar a la Iglesia, cuando el Cura-Párroco era D. Juan Martínez Caldés. Inmediatamente, el pueblo se volcó en la construcción del salón. Los cimientos se levantaron con piedras del río traídas por los labradores y el pueblo en general a lomos de sus animales de carga. Las mujeres y niños también ayudaban, transportando el agua necesaria cuando la campana de la Iglesia se lo pedía y realizando las tradicionales “orelletes de Novetlè” en agradecimiento. La mano de obra necesaria para la construcción fue aportada por D. Gregorio Molina, buen amigo de D. Juan.

Una vez solucionado el problema de la mano de obra, era necesario encontrar materiales lo más baratos posibles para levantar la edificación. La solución adoptada no deja de ser, cuando menos, ingeniosa: se utilizaron los materiales del antiguo cementerio, nuevamente transportados por los propios ciudadanos a lomos de sus burros y caballos.

El resto del dinero necesario salió de funciones de teatro llevadas a cabo en el mismo edificio en construcción. La falta de techo y otros desperfectos de la construcción eran subsanados mediante telas cosidas por las propias mujeres, quienes también se encargaban de cocinar pastas y rosquillas para vender en el mismo teatro. Como se ve, toda idea para sacar el máximo dinero posible era bienvenida.

La llegada de la modernidad no pasó tampoco desapercibida en la historia de tan singular edificio. El siguiente paso en su evolución no es otro que la compra de una máquina de cine para seguir sacando dinero y lograr acabar su construcción. De nuevo aparece la figura de Gregorio Molina, quien era el encargado de proporcionar las películas procedentes del cine de su propiedad en Xàtiva, el “Salón de los Obreros”.

Todas estas actividades culturales se realizaban de manera gratuita por la gente del pueblo e iniciaban así la andadura del Salón Centro Social como edificio dedicado a la cultura popular en su máxima expresión, una función que entró desde el día de su inauguración en una nueva etapa gracias a su rehabilitación.

Si bien es verdad que la tradición cultural y artística del edificio que alberga el actual Salón Centro Social se hunde en el pasado, la realidad es que la fase definitiva de su recuperación comenzó en 1989, cuando el Ayuntamiento adquiría el edificio con ayuda de la Diputación Provincial de Valencia, que subvencionó el proyecto en su Plan Cuatrienal.

Ya en el libro de fiestas de ese año, la alcaldesa, Fina Mateu, hacía referencia al proyecto, al asegurar que la vida cultural de un pueblo como Novetlè debía desarrollarse en un entorno agradable, cómodo, funcional, dinámico y moderno.

Con ese objetivo, y después de la compra del edificio, las obras fueron avanzando con ritmo sostenido durante los siguientes cinco años, hasta su inauguración. Las obras de remodelación propiamente dichas comenzaron un año después de la adquisición del edificio. En 1990 comenzaba la primera fase de la ampliación del edificio, a la que siguieron, por este orden, la construcción del escenario y la segunda, tercera y cuarta fase.

Los plazos fueron cumpliéndose y en 1990 se acababa el escenario, 1992 la segunda fase, en 1993 la tercera y, ya en 1994, la cuarta y definitiva fase. Este ritmo de obras no hubiera sido posible sin la inestimable ayuda de los Planes Provinciales de Obras y Servicios de la Diputación Provincial de Valencia, que fueron incluyendo entre los proyectos subvencionados las obras de construcción de Salón Centro Social de Novetlè.

Después de décadas de actividad cultural en ese edifico y de cinco años de espera por la remodelación a la que fue sometido, Novetlè cuenta con un equipamiento cultural y artístico necesario para la difusión de la cultura entre su población.

salo

Formulario de búsqueda

Lu Ma Mi Ju Vi Do
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30